miércoles, 1 de mayo de 2013

Bicicleta



En mayo del 2011 me embarqué en la aventura de los diez mil de el Soplao. Un paseito en bicicleta de montaña de 165 km. cuatro mil metros de desnivel y 15 horas con el culo "destrozao". Cuatro mil ciclistas mas los participantes en la ultramaratón, maratón y la ruta a pie "esparramaos" por las montañas cántabras. Una experiencia impresionante e inolvidable.
Mi Ñaa tenía la intención de facerla conmigo pero en el km 25 +/- la embistió otro participante y nada, una fractura en el hombro. Terminé la carrera y decidí regalarle mi dorsal. Y que mejor soporte que una réplica casi a escala del lugar donde fue colocado durante tantas horas.

1 comentario:

  1. Guapa y original manera de lucir el dorsal de tu hazaña ciclista.

    ResponderEliminar